Tabla de contenidos

Compartir

Según la teoría oriental de los chakras, en el cuerpo humano se encuentran diversos centros de energía ubicados a lo largo de la columna vertebral, donde cada uno de estos centros energéticos tiene un lugar específico. Pero así como nos pueden traer equilibrio y bienestar, pueden bloquearse o alterarse dependiendo de nuestro estado de ánimo.

Por ello, hoy te queremos compartir seis tips para que mantengas en equilibrio tu cuerpo energético a través de los chakras, además de enseñarte su relación con la energía vital. ¡Empecemos!

¿Qué son los chakras?

El comportamiento energético del ser humano se ha estudiado desde hace más de 3000 años en el antiguo Oriente, a través del hinduismo. Gracias a su evolución y expansión por el mundo, actualmente tenemos un conocimiento básico sobre los chakras.

Los chakras son centros energéticos ubicados en nuestro cuerpo físico, que representan algún proceso espiritual. Usualmente son descritos con forma de flor o vórtices que transmiten ondas energéticas a todo nuestro organismo. 

Sin embargo, este flujo de energía puede verse afectado por la ansiedad, inconformidad, estrés o tristeza. De hecho, los signos típicos de chakras no alineados incluyen conductas compulsivas, miedo excesivo, inestabilidad de las emociones, malestar, frustración e incluso puede tener síntomas físicos como dolores de cabeza, dolores de espalda, problemas estomacales o digestivos.

Origen 

El sistema de chakras que actualmente conocemos debe su origen al hinduismo, entre los años 1500 y 500 a.C, por su presencia en un texto antiguo conocido como «Vedas», palabra sánscrita que significa «conocimiento». Allí se describen a los chakras como «centros energéticos con forma de flor y múltiples pétalos».

Originalmente, se hablaba de la existencia de seis chakras, pero en el siglo XIX se establecieron siete chakras principales. A cada uno se le asignó un número, un color, un área específica a nivel físico y un enfoque de salud. Incluso se dice que están conectados y afectan una glándula diferente del cuerpo, pues cada chakra está casi en el mismo lugar que alguna de ellas.

Y, según la escritora e investigadora Anodea Judith, el conocimiento del sistema de chakras se transmitió a través de una tradición oral por el pueblo indoeuropeo, con lo que se ampliaron los textos más antiguos y se logró que este conocimiento fuese más claro y accesible para el mundo.

¿Cuáles son los 7 chakras y qué significan?

1. Muladhara: el chakra raíz o primer chakra

Se encuentra en la base de la columna vertebral (en el perineo). Es de color rojo y se representa con cuatro pétalos. Se vincula con el elemento tierra, la estabilidad, lo material, la comida, el sexo y la autoconservación. También está conectado al aparato reproductor y al bloquearse tiende a manifestarse con pánico, depresión y enojo. 

2. Svadhisthana: el segundo chakra o chakra sacro 

Ubicado en la pelvis. Es de color naranja y posee seis pétalos. Se vincula con el elemento agua, representando así a la fluidez, adaptabilidad, creativiad y las emociones. También se relaciona con las glándulas suprarrenales y su bloqueo puede traducirse en inseguridades, culpa y bloqueos creativos.

3. Manipura: el tercer chakra o chakra ombligo

También conocido como el chakra del plexo solar, se encuentra en la zona umbilical. Es de color amarillo y se vincula al elemento fuego. Es el responsable del cuerpo mental y guarda gran relación con la autoestima, la fuerza y la motivación. Se asocia con el páncreas y la regulación metabólica. Su desbalance se refleja en problemas digestivos y ansiedad. 

4. Anahata: cuarto chakra o chakra del corazón

Está ubicado en el centro del pecho. Es de color verde y se vincula al elemento aire. Se le considera el puente entre chacras inferiores y superiores, siendo así el amor incondicional, la compasión, el entendimiento, la respiración y la aceptación. Se relaciona con el timo y su bloqueo puede terminar en sentirse en soledad y crear resentimiento. 

5. Vishuddha: quinto chakra o chakra de la garganta

Se encuentra en la base de la garganta. Es de color azul y se vincula con el éter. Representa la comunicación, la verdad, los sonidos y la organización. Se conecta con la glándula tiroides y su bloqueo se refleja en pérdida auditiva y problemas de oído, cuello o boca. 

6. Ajna: sexto chakra o chakra del tercer ojo

Ubicado en la frente. Es de color violeta o índigo, y se une con la luz. Refleja la consciencia, la intuición y la adivinación. Guarda estrecha relación con la glándula pineal y su bloqueo se refleja en falta de concentración, sinusitis y mala coordinación.  

7. Sahasrara: séptimo chakra o chakra corona

Presente en la coronilla de la cabeza, se describe como la entrada a la conciencia pura, representado por un loto de mil pétalos rosados. Su dominio involucra paz, conexión con lo espiritual, comportamiento positivo y desapego al ego. Se relaciona con la hipófisis y su bloqueo podría relacionarse con pérdida de coordinación, memoria y balance.

¿Cómo trabajar los chakras?

Como te comentamos anteriormente, los chakras son susceptibles a los cambios en nuestro estado de ánimo, lo que afecta nuestro cuerpo físico. Si queremos que estos canales energéticos (nadis) puedan desbloquearse, y se mantenga el flujo de la energía vital en nuestro organismo, nos debemos apoyar en prácticas como la meditación, el yoga o terapias como el reiki.

Así que para ayudarte a lograrlo, te dejamos seis tips para mantener tus chakras equilibrados fácilmente:

Respira con el diafragma

La respiración profunda del vientre es ideal para empezar, pues es una de las formas más fáciles de recuperar el equilibrio de tus chakras.

Tan solo debes inhalar y concentrarte en dirigir toda la energía de la respiración al chakra que deseas desbloquear. Luego, al exhalar, permite que la conciencia y la comprensión se hundan en las partes del cuerpo asociadas a ese chakra.

Medita y cambia tu actitud

Para realizar una meditación profunda, debes comenzar con ropa cómoda, una buena opción es la ropa deportiva. Luego, es importante que encuentres un lugar tranquilo donde puedas estar solo. 

Siéntate con las piernas cruzadas y espalda recta en una superficie estable, como en el suelo, en un colchón delgado o una almohada. Pon tus manos sobre tus rodillas con las palmas hacia arriba. Hay quienes también cierran sus ojos durante para mayor concentración. 

A partir de aquí, comienza con una inhalación y exhalación profunda. Inhala por la nariz, permitiendo que tu abdomen se expanda durante cuatro segundos y luego exhala por la boca hasta que todo el aire salga de tus pulmones. ¡Y listo! Puedes repetir este proceso durante varios minutos hasta sentirte en tranquilidad.

Aunque la armonía de los chakras suele mejorar o mantenerse con la meditación, la verdad es que esta no funcionará si mantienes actitudes y emociones contrarias al chakra bloqueado. Lo mejor es aprender a identificar qué sentimientos debemos sanar en nosotros mismos para evitar el bloqueo constante del chakra.

Utiliza los mantras 

Los mantras son sonidos que emitimos con oraciones que están especialmente pensadas para calmar la mente y meditar. Existen distintos mantras donde destaca  om shri durgayai namah, om namo naraianaia, om namah shiva, entre muchos otros. 

Eso sí, trata de realizarlos con la pronunciación adecuada, así potenciarás el efecto de la meditación.  

Practica yoga 

Otro método muy utilizado por las comunidades orientales es el yoga. Con esta disciplina no solo se consigue fortalecer la musculatura corporal, sino que mediante las diferentes posturas se busca que la mente abandone el cuerpo en un estado meditativo profundo. 

Por ello es que puedes tener una conexión intensa con el universo o la espiritualidad, permitiéndote equilibrar tus chakras. 

Mejora tu alimentación

¿Recuerdas que los chakras se conectan con nuestra anatomía? Bueno, si cuidas tu cuerpo, cuidarás tus chakras. Procura tomar suficiente agua durante el día, mantén una dieta con alimentos equilibrados (proteína, carbohidratos, lípidos y vitaminas). ¡Tampoco olvides apoyarte en un nutricionista si lo ameritas!

Explora la naturaleza

Cuando salimos al aire libre, no solo aliviamos el estrés y la ansiedad. Es una forma increíble y simple de promover la memoria, la concentración y la creatividad. Puedes intentar explorar algún parque o visitar algún jardín público caminando. También te recomendamos sentarte en la hierba o pisarla con los pies descalzos para que establezcas una conexión directa con la tierra.

Como ves, aunque el tema de los chakras pueda parecer algo complicado, la verdad es que los seres humanos somos energía y esa energía se relaciona con nuestra salud física. Al comprender cómo se equilibran los chakras, contamos con herramientas para mantener un buen estado de salud.

¡Anímate a conocer más tips sobre motivación y cómo vivir una vida productiva! Visita nuestro blog y obtén toda la información que necesitas para lograrlo.

Administra tus task y conviértete en un master de la productividad
Conoce ClickUp
Join the waitlist for your advanced personal planner and tracker
join the waitlist
Obtén tu sistema avanzado de planificación y organización personal
Unirme a la lista
Cumple todos tus hábitos y objetivos sin perder la calma con Susama
Cumple tus metas
Escribe y lee en inglés como si fueras nativo
Prueba Grammarly

¿Qué puedes hacer esta semana para vivir una vida mejor?

Únete a la lista de espera para obtener tu sistema avanzado de planificación y organización personal.
unirme a la lista

What can you do this week to live a better life?

Join the waitlist for your advanced personal planner and tracker designed for knowledge workers.
Join the waitlist

Más como esto

Suscribirme